Bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble

Bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble

Con este bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble por encima sorprenderás a todos. Seguro que nadie se espera un contraste de texturas y sabores tan especial. La frambuesa y el ruibarbo además aportan muchísimo color y el crujiente del crumble por encima le queda genial a este postre. Te lo puedes comer tal cuál o servirlo con un par de cucharadas de yogur griego ¡buenísimo!

¿Has utilizado antes el ruibarbo en tus dulces?

El ruibarbo es bastante conocido en los países del norte. No es nada más y nada menos que un apio con un color rojizo. Su sabor es más ácido y se suele utilizar en mermeladas, yogures de fruta y en cualquier postre horneado. Yo te aconsejo que lo utilices como si se tratase de un cítrico de color rosa intenso. Hay partes que pueden estar más verdes, así que asegúrate de coger uno que tenga un color más intenso para que tus postres queden muy coloridos sin necesidad de añadir ningún colorante.

Para bizcochos y crumbles lo puedes cortar y añadir directamente. Si quieres utilizar el crumble en postres, te aconsejo que lo reboces en azúcar y lo cuezas al horno durante unos 15 minutos a 170ºC antes de utilizarlo. Una sencilla panna cotta con ruibarbo en almíbar te puede quedar ¡espectacular!

Que no falte un buen crumble en tu recetario

Si eres una repostera atrevida, seguro que ya habrás probado a realizar un crumble anteriormente. Muchas veces se suele confundir el crumble con alguna receta en particular, pero cuando nos referimos al crumble nos estamos refiriendo a la preparación crujiente compuesta de mantequilla, harina y azúcar a partes iguales que va horneada y queda crujiente. Esta preparación se puede encontrar sobre tartas y bizcochos o realizada separadamente para ser incorporada como decoración en tartas creativas o en postres. La típica «arenita» dulce y crujiente de los postres modernos no es ni más ni menos que un crumble.

El crumble es muy sencillo de preparar, basta con mezclar la mantequilla con el azúcar y la harina todo a la vez hasta obtener una especie de harina mojada. Después se desmenuza sobre una bandeja forrada o sobre el bizcocho o tartaleta de tu elección y se mete al horno. También puedes congelar el crumble haciendo una bola y metiéndola en el congelador bien envuelta en film transparente. Sólo tendrás que usar un rallador cuando la descongeles para que vuelva a parecer arena.

A mí me falta crema

A mí me suele pasar que me gustan las tartas y pasteles con su crema o relleno. Si te pasa como a mí y no te basta con la jugosidad de la fruta, te anímo a que añadas una capa de crema pastelera por debajo de la capa de fruta. La crema pastelera puede ir perfectamente en el horno y te quedará riquísima. Si no tienes a mano ninguna receta, te dejo la mía.

Receta de crema pastelera fácil

El resto de los ingredientes de este bizcocho son más que conocidos, así que pongámonos manos a la obra con esta deliciosa receta de bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble.

porción de bizcocho de framubesa y ruibarbo
Bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble.

Bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble

Una receta diferente que aporta frescor y textura para pasar de un bizcocho normal a uno muy especial.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción1 h 10 min
Tiempo total1 h 30 min
Plato: Snack
Cocina: Europea, Inglesa
Keyword: bizcocho, crumble, frambuesa, ruibarbo
Raciones: 16 cuadraditos

Ingredientes

Ingredientes para el crumble

  • 120 gr mantequilla a temperatura ambiente o casi derretida
  • 150 gr azúcar moreno
  • 190 gr harina
  • 30 gr coco rallado
  • 1 pizca sal

Ingredientes para la mezcla de fruta

  • 250 gr ruibarbo (2-3 ramitas)
  • 250 gr frambuesas
  • 25 gr azúcar moreno
  • 30 gr almidón de maíz o maicena
  • 1/2 limón zumo
  • 1 pizca sal

Ingredientes para el bizcocho

  • 185 gr harina
  • 1 cdta levadura en polvo
  • 1 pizca sal
  • 160 gr mantequilla a cubitos a temperatura ambiente
  • 220 gr azúcar en polvo
  • 3 ud huevos

Elaboración paso a paso

  • Precalienta el horno a 180ºC
  • Forra un molde cuadrado de 23cm con mantequilla y papel de horno.

Preparación del crumble

  • Mezcla todos los ingredientes para el crumble en un cuenco utilizando tus manos. Debe quedar como arena húmeda. No amases ni intendes hacer una bola, debe quedar suelto.

Preparación de la fruta

  • Corta el ruibarbo en trozos y mezcla todos los ingredientes en un cuenco.
    cuenco con ruibarbo y frambuesa

Preparación del bizcocho

  • Tamiza la harina con la sal y la levadura en polvo.
  • Mezcla la mantequilla con el azúcar en polvo hasta obtener una crema homogénea y blanquecina. Ayúdate con una batidora eléctrica o un robot de cocina.
  • Añade los huevos uno a uno sobre la mezcla de mantequilla y azúcar.
  • Añade la harina sobre la mezcla e incorpora bien.

Montaje

  • Introduce la mezcla para el bizcocho sobre el molde y extiende bien con una cuchara o espátula.
  • Coloca encima la mezcla de frutas sin aplastar demasiado.
  • Espolvorea por encima el crumble para que toda la fruta quede cubierta.
    bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble antes de hornear.
  • Hornea durante 70 minutos a 180ºC. Cuando hayan pasado 50 minutos, asegúrate de que el crumble no esté demasiado tostado. Si está muy tostado y el bizcocho aún no está hecho, (prueba con un palillo en el centro) cubre con papel de aluminio rápidamente y continua horneando.

Notas

  • Si no tienes ruibarbo no pasa nada, puedes usar otra fruta que vaya bien con la frambuesa como el melocotón. 
  • También puedes hacer este bizcocho usando otra fruta madura que tengas por casa como la ciruela. 
  • Puedes hacer una opción muy muy golosa usando plátanos y chocoalte, queda riquísimo así. 
  • La gracia de esta receta la tiene la fruta y el crumble. Este bizcocho es algo más denso, por lo que sólo no quedará tan bueno como con la fruta y el crumble por encima.

Conservación del bizcocho de frambuesa y ruibarbo con crumble

Este bizcocho lo puedes conservar perfectamente en una fiambrera o recipiente hermético. Sin embargo, si hace much calor te recomiendo que lo consumas en 2 o 3 días y lo conserves en la nevera. Al contener fruta, es muy fácil que este bizcocho cree humedad por sí mismo y acelere el crecimiento de bacterias. Como siempre, lo mejor comérselo todo bien rápido.

En la nevera te durará algo más, pero se secará antes. Déjalo unos minutos fuera de la nevera para saborearlo mejor o incluso lo puedes introducir en el microondas unos segundos para que esté más tierno.

Espero que hayas disfrutado leyendo esta receta y que te animes a prepararla. Si tienes alguna duda, sólo tienes que dejarla en los comentarios o contactar conmigo.

Mientras tanto, te dejo mi perfil de Instagram por si quieres estar al día de las recetas que voy realizando.

@reposteria_info

¡Dulces abrazos!

Teresa



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.