Crema diplomática o chantillí italiana

La crema diplomática es una mezcla de crema pastelera y nata.

Esta crema es un básico de la pastelería y se puede usar en mil recetas. La podemos usar como relleno para tartas, profiteroles, eclairs etc. Añadiendo un poco de gelatina como en la receta que os indico más bajo podéis obtener mayor consistencia para vuestros rellenos. Esta versión es también genial a modo de mousse con frutas o chocolate ya que al día siguiente se vuelve muy espumosa y con una textura muy parecida a la de una mousse.

crema o chantillí italiana
Crema diplomática recién montada

La crema diplomática o chantillí italiana es básicamente una mezcla de crema pastelera y de nata montada. Habitualmente se utiliza la misma cantidad de crema pastelera que de nata montada pero esta proporción puede variar según el uso que le queramos dar a nuestra crema. A mayor cantidad de crema pastelera, más densidad, a mayor cantidad de nata, mayor ligereza.

Además podemos dar sabor a nuestra crema diplomática de una manera muy fácil, dándo sabor o aromatizando nuestra crema pastelera. Os explico cómo en el siguiente post:

Cómo dar sabor o aromatizar la crema pastelera

Un buen ejemplo de cómo utilizar una crema diplomática o chantillí italiana es la receta que hice para San Valentín. Podéis darle una ojeada para más inspiración.

Receta Tarta meringata con crema de avellanas – Especial San Valentín

Ingredientes

  • 250 gr. leche entera
  • 80 gr. azúcar
  • 80 gr. yemas de huevo
  • 25 gr. almidón de maíz o de arroz
  • 400 gr. nata para montar
  • 10 gr. de gelatina en polvo o 2 hojas de gelatina

Preparación

Tiempo necesario: 15 horas.

La crema diplomática no es difícil de hacer, pero require que sigas los pasos que te indico y que incorpores al final la nata con cuidado.

  1. Mezclar yemas con azúcar y almidón.

    Mezclamos los tres ingredientes rápidamente para que las yemas no coagulen en contacto directo con el azúcar.

  2. Hervir la leche.

    Ponemos la leche en un cazo a hervir.

  3. Verter la leche sobre la mezcla de yemas.

    Vertimos con cuidado removiendo al mismo tiempo para que las yemas no se cuezan.

  4. Calentar la crema hasta que espese.

    Devolvemos la mezcla al cazo donde hervíamos la leche y continuamos removiendo hasta que la crema espese. Este proceso tomará un buen rato ya que el almidón empieza a activarse entre 72 – 90ºC según el tipo. Lo mejor es esperar hasta que la crema hierva y después espese.

  5. Dejar atemperar la crema pastelera.

    La podemos cubrir con un film transparente a contacto para que no cree una película más seca en su superficie.

  6. Añadir la gelatina.

    Añadimos la gelatina cuando la crema esté aún templada para conseguir una mejor incorporación.

  7. Semi montar la nata.

    Montamos la nata poco a poco para conseguir una estructura más sólida. Si montamos a la máxima velocidad, se crean burbujas más grandes en el interior de la nata, pero más frágiles.

  8. Añadir la crema pastelera a la nata.

    Añadimos la crema pastelera a la nata a temperatura ambiente y poco a poco. Si la crema pastelera está muy fría o grumosa obtendremos una crema diplomática muy grumosa también. Lo mejor sería batir bien la crema pastelera antes de añadirla a la nata para asegurarnos de que no hay grumos.

Si habéis seguido bien todo el proceso habréis obtenido una crema diplomática estupenda. Espero que la uséis mucho a partir de ahora en vuestras preparaciones.

crema y hojaldre
Crema diplomática


8 pensamientos sobre “Crema diplomática o chantillí italiana”

  • ¡hola Teresa!

    ¿esta receta va bien para rellenar un bizcocho genovés de dos capas? ¿aguantará bien el peso si lo hago con antelación? Para un molde redondo de 20 cm, ¿me recomie das ajustar la cantidad de ingredientes?

    Muchas gracias de Ntemano

    • ¡Hola Silvia! Muchas gracias por dejar tu comentario. Esta receta tiene un poco de gelatina por lo que la puedes usar como relleno perfectamente. Además, si usas una nata con bastante materia grasa (más del 35%) te aguantará muy bien. Si tu nata está justo en ese 35%, añade un par de cucharadas de yogur griego entero, mascarpone o queso crema. Estos ingredientes aportarán más grasa y harán que la crema sea más contundente y aguante mejor el peso. Espero haberte ayudado 🙂

      • Claro que sí, ¡muchas gracias! Intentaré encontrar una nata al 38% m.g. perdona, otra cuestión que antes se me ha olvidado, ¿debo aplicar la crema sobre el bizcocho justo después de hacerla, o puedo prepararla el día anterior a montar la tarta? Imagino que sí porque no es demasiada gelatina, pero quiero asegurarme por si acaso se quedase demasiado firme.
        ¡gracias de nuevo!

        • Esa proporción te vendría genial si la encuentras, si no, añade alguna de las alternativas que te dije, bastará con un par de cucharadas. Puedes hacer la crema pastelera el día de antes. Justo antes de montar la tarta mezclas la crema pastelera con unas varillas y añades la nata semi montada poco a poco con una espátula. Lo ideal sería que uses la crema con el bizcocho bien frío, añadas la primera capa de crema y la metas en el frigorífico 30min aprox., después introduces el siguiente nivel de bizcocho y la crema de nuevo y continuas así hasta que tengas todas las capas. Dejando la crema enfriar un poco antes de colocar encima el siguiente bizcocho te ayudará a que no se abaje mucho. ¡Espero que te quede genial!

  • Hola , quería saber si cuando haga la crema y le ponga gelatina y la use al día siguiente para relleno de tartas , se quedara como gelatina o se podrá usar

    • Hola Diana,
      Esto dependerá mucho de la gelatina que uses y de la cantidad. Si es para rellenos y has usado una cantidad pequeña de gelatina, la podrás usar sin problema. Al final tendrás que experimentar un poco con la marca que uses hasta encontrar la proporción idónea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.