Mermelada con semillas de chía

Mermelada con semillas de chía

Una receta fácil donde las haya. La mermelada con semillas de chía es muy fácil de hacer y estoy segura que te convertirá por completo. A mí me gusta mucho hacerla porque el azúcar o edulcorante es totalmente opcional. Yo la uso por las mañanas en mi tostada y la añado al yogur natural o griego. La verdad es que no me gusta comprar yogures de sabores y prefiero hacer yo la mezcla usando fruta seca, mermelada con semillas de chía y semillas a mi gusto.

Puedes hacer la mermelada con semillas de chía casi con cualquier tipo de fruta. Sin embargo, tengo comprobado que la que mejor funciona es la frambuesa o una mezcla de frutos rojos / frutos del bosque. Yo los compro congelados y el agua de la congelación ayuda a crear esa textura tan característica de la mermelada. Si vas a usar fruta fresca, puede que tengas que añadir un poco de agua extra y cocer durante más tiempo.

También es imporante mencionar que las semillas de chía vienen normalmente de tres colores: negras, blancas o mezcla de ambos colores. Si vas a usar una fruta oscura, te recomiendo usar las negras, si vas a usar una fruta más clara como la piña o el mango, usa las blancas. Las semillas de chía de ambos colores suelen resultar mejor con la fruta de base oscura. Al final, esto es sólo un tema estético, cualquier tipo de semilla de chía te funcionará bien para hacer tu mermelada.

Mermelada con semillas de chía

Una receta de mermelada sana con semillas de chía para disfrutar en tus desayunos.
Tiempo de preparación5 min
Tiempo de cocción5 min
Tiempo de reposo2 h
Tiempo total2 h 10 min
Plato: Desayuno
Cocina: Europea
Keyword: fruta, mermelada
Raciones: 1 tarro de mermelada
Autor: Teresa

Ingredientes

  • 100 gr fruta fresca o congelada a trozos (añade un poco de agua si la usas fresca)
  • 1 cda semillas de chía
  • 1 cdta zumo de limón (la pectina del limón ayuda a espesar)
  • 1 cdta azúcar o endulzante a tu gusto (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Introduce la fruta, el zumo de limón y el endulzante a tu gusto en un cazo y añade un poco de agua si lo necesitas. Calienta a temperatura media. También lo puedes hacer en el microondas calentando 1 minuto a la vez y removiendo entre una vez y la siguiente. Estruja con un tenedor la fruta de vez en cuando o tritura con una batidora si la quieres más fina. Si usas frutos del bosque congelados o frambuesa como yo, 1 minutos hirviendo bastará para tener la fruta tierna.
  • Una vez la fruta está tierna y casi deshecha, añade la cucharada de semillas de chía.
  • Mezcla bien e introduce en un tarro esterilizado. La puedes consumir inmediatamente, pero la semilla aportará su gelatinosidad una vez la hayas dejado al menos 2h en reposo. No esperes que esté espesa en este momento, espesará con el paso de las horas. Mejor aún si la preparas de un día para otro.

Notas

  • Según el tipo de fruta que escojas, necesitarás más o menos cantidad de agua y tiempo de cocción. 
  • Como endulzante puedes usar azúcar, miel, sirope de agave etc. 
  • No hagas mucha cantidad de mermelada, recuerda que no contine una gran cantidad de azúcar ni de conservante y por tanto se estropeará como cualquier puré de frutas. 

¿Qué te ha parecido al receta? Facilísima ¿verdad? Si te apetece una mermelada más espesita, puedes aumentar la cantidad de semillas de chía. Realmente es una receta muy flexible que admite mayor cantidad de semillas y de edulcorante sin problema. Eso sí, prueba primero con esta cantidad que te recomiendo y rectifica al día siguiente. Justo en el instante de preparar la receta no notarás que la fruta haya espesado más allá del espesor de un simple puré de frutas.

Si no te gusta la textura de la mermelada, también pudes pasar la fruta por la batidora antes añadir las semillas. El único inconveniente con esta técnica es que suele coger un tono blanquecino al introducirse un poco de aire en la mezcla al batir. Yo normalmente estrujo un poco la fruta con el tenedor simplemente.

Cómo conservar la mermelada con semillas de chía

Te recomiendo hacer poca cantidad de mermelada ya que esta receta no contiene conservantes ni mucha cantidad de azúcar. Normalmente yo la hago la noche anterior y la consumimos en los siguientes tres días como mucho. Es por eso que la receta da para muy poca cantidad.

Consérvala en la nevera siempre.

También puedes seguirme en mi perfil de Instagram si aún no lo haces. Estarás al tanto de todas las recetas que voy publicando:

@reposteria.info

¡Dulces abrazos!

Teresa



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.