Montar nata o crema: problemas y soluciones

Montar nata o crema: problemas y soluciones

¿No sabes bien cómo montar nata y no te ha quedado bien? ¿la nata te queda grumosa y fea? ¿la nata se abajar y suelta líquido estropeando tus dulces?

Sigue leyendo para solucionar todos tus problemas con la nata.

¡Montar nata no volverá a ser un problema para ti! No te preocupes, estás en el lugar adecuado.

Espero poder ayudarte con trucos y soluciones para resolver tus dudas. Si no encuentras respuesta en el texto, deja tu duda en los comentarios y te responderé lo más rápido posible. A continuación encontrarás respuesta a la mayoría de tus dudas y más abajo los problemas principales con la nata y sus soluciones.

Nata para montar vs Nata para cocinar

No todas las natas sirven para montar y muchas veces las indicaciones sobre el envase son un poco confusas. Lo importante realmente es la cantidad de grasa dentro de la nata. Normalmente en España encontramos nata para montar y nata para cocinar en todos los supermercados. Mucha gente se suele preguntar si puede usar una y otra para ambas cosas y la respuesta es: depende.

Nata para montar

Esta nata suele tener más de un 35% de grasa y si el envase no indica el uso pero pone en ingredientes que cuenta con ese porcentaje de grasa, la podrías usar también para montar. La versatilidad de esta nata es mayor a la nata para cocinar, ya que tus preparaciones saladas te quedarán más ricas y espesas, pero la verdad es que la puedes usar para tus platos salados sin problema. Lo normal es que no incluya azúcar a no ser que lo indique en el envase.

Nata para cocinar

Este tipo de nata suele tener menos grasa y, por tanto, no sirve para montar. La baja proporción de grasa hará que esta nata no monte por mucho que muevas tus varillas. Esta nata sólo te servirá para tus platos salados y para aquellas preparaciones dulces que no requieran nata montada. Podrías usar esta nata para enriquecer tu crema pastelera reemplazando la leche de la receta por esta nata. También puedes usarla como versión “light” de tus flanes y crema catalana.

¿Nata en spray?

¡No por favor! La mayoría de la gente suele comprar nata en spray cuando le apetecen unas fresas con nata, pero tú, un experto repostero o repostera, nunca más volverá a probar la nata en spray. La nata para montar es mucho más sabrosa y hasta más nutritiva. ¿Sabías que la nata en spray está compuesta de grasas vegetales como la margarina? ¿A que no te apetece comerte la margarina a cucharadas? Un buen repostero sólo elegirá buenos ingredientes y la nata o crema proveniente de la vaca no puede faltar en tu cocina. Con un par de truquitos te desharás de ese bote caducado de nata en spray que guardas en la nevera. Si quieres ahogar tus penas en nata, ¡que sea al menos de la buena!

Cómo hacer con la nata…

Bowl con merengue montado
Nata montada

Cómo montar nata o crema para que quede perfecta

La mayoría de problemas a la hora de montar la nata o crema provienen del tipo de producto que estamos usando o de la técnica. Ya hemos hablado de los tipos de natas más comunes que se encuentran en el supermercado, ahora nos toca hablar un poco sobre la técnica para eliminar de una vez por todas los problemas con la nata montada.

  1. Preparar los ingredientes

    Necesitarás nata para montar (al menos 35% de materia grasa) bien fría (al menos con un par de horas de refrigeración), azúcar a tu gusto (si es azúcar glass mucho mejor) y algún tipo de lácteo graso para añadir cuerpo, que no se baje y que te dure más la nata montada. Puedes usar yogur griego entero, mascarpone o queso crema o crema pastelera. La razón para usar el yogur griego entero o el mascarpone es porque son lácteos más grasos que no interfieren a la hora de montar y que añaden la grasa que le falta a la nata de supermercado para poder mantener su textura una vez montada.

    Si te apetece añadir sabor a la nata montada te recomiendo mezclar a partes iguales (o en la proporción que más te apetezca) con crema pastelera. Quedará una crema muy fina que además aguantará más y está riquísima. A esta crema se la llama Crema diplomática. Puedes encontrar mi receta en el siguiente link https://www.reposteria.info/crema-diplomatica/

  2. Preparar los utensilios

    Prepara un cuenco muy muy limpio y sin restos de agua y tus mejores varillas, de mano o eléctricas. La nata suele montar mejor a baja temperatura, si metes las varillas y el cuenco en el congelador durante unos 10min. antes de montar la nata, conseguirás tu nata montada mucho más rápido. Si hace mucha calor, tendrás más problemas para montar la nata. En ambientes más fríos, la nata montará mucho más rápido.

  3. ¡Hora de montar!

    Saca tu cuenco y las varillas del congelador y vierte la nata sobre el cuenco. Añade el azúcar y el yogur griego o mascarpone si has decidido usar alguno de estos ingredientes. A continuación inicia a montar a velocidad media si usas varillas eléctricas o a una velocidad cómoda si usas unas varillas de mano. Es recomendable montar la nata a velocidad media porque así introducimos aire poco a poco creando una estructura homogénea de burbujas de aire. Si montamos a una velocidad alta, estaremos introduciendo burbujas muy grandes de aire que serán más frágiles y podrán bajar tu nata montada mucho más rápidamente. Si has añadido el yogur o el mascarpone, habrás visto que esto ayuda a montar la nata mucho más rápido. Si decides usar la crema pastelera, espera a tener la nata semi montada para incorporar después la crema poco a poco con una espátula. Esta mezcla de crema y nata montada se llama crema diplomática como ya he mencionado antes y ayudará a mantener la crema con cuerpo durante más tiempo, pero cambia el sabor y la consistencia de la nata.

    Si sigues montando la nata poco a poco, asegúrate de para antes de que la nata esté demasiado espesa. Una nata demasiado montada quedará grumosa y no te quedará bien si la usas para decorar. Si te has pasado montando, añade un poco más de nata líquida y mezcla con una espátula. Recuperarás la textura cremosa en un momento. Si dejas la nata durante un momento y al volver ya ha empezado a bajarse, usa tus varillas para darle un batido ligero y retomará su textura en un segurndo. Siempre es mejor dejar la nata semi-montada y montar de nuevo durante un minuto justo antes de usarla, que sobre montar la nata y tener que añadir más para rebajar la textura.

  4. Lista para usar

    Si has seguido estos simples pasos, estoy segura de que no tendrás ninguna duda más sobre cómo montar la nata. Al final lo importante es conocer los ingredientes y la técnica. Aprovecha para usar tu nata montada sobre fruta, como relleno o como base para el resto de tus cremas. Un básico de la repostería sin lugar a dudas.

Cómo montar nata y que no se baje

Es normal que la nata se abaje un poco con el paso del tiempo y que suelte un poco de su suero. Lo ideal es montarla justo antes de tomarlas para así saborearla con toda su textura y esplendor. La nata que solemos encontrar en el supermercaso suele tener poca materia grasa y por eso aguanta menos. Siempre hay que usar nata para montar con el 35% de materia grasa o más. Añadir un poco de azúcar glass te puede ayudar a que aguante un poco más.

Otra idea es mezclarla a partes iguales (ya semi montada) con crema pastelera. Da un sabor increíble y te quedará con más cuerpo si tu crema pastelera es densa. Otro buen truco es añadir un par de cucharadas de yogur griego entero, ¡montará mucho más rápido! Mi último truco es el añadir una buena cucharada de queso mascarpone a la hora de montar la nata, te quedará más densa y cremosa y no notarás a penas el sabor. Si te das cuenta, tocos los trucos consisten en añadir más grasa a la nata. Si acudes a un centro especializado en productos de repostería, seguro que encontrarás natas con mayor proporción de materia grasa.

Problemas y soluciones con la nata montada o crema

La mayoría de problemas a la hora de montar la nata o crema provienen del tipo de producto que estamos usando o de la técnica. Ya hemos hablado de los tipos de natas más comunes que se encuentran en el supermercado, ahora nos toca hablar un poco sobre la técnica para eliminar de una vez por todas los problemas con la nata montada.

  • La nata se corta: Seguramente no estás usando un recipiente y varillas completamente limpias y libres de residuos. La nata tiene que estar muy fría y hay que batir constantemente en la misma dirección si es posible. Una vez se te ha cortado la nata, no tiene solución.
  • La nata queda grumosa: Pueden haber pasado dos cosas: o se te ha cortado la nata (mira el punto anterior) o la has montado demasiado. Si la has montado demasiado, prueba añadir más nata líquida para aligerarla. Incorpora la nata líquida con una espátula, verás cómo se aligera y queda bien sin tener que montar más.
  • La nata queda líquida: Probablemente no has montado suficientemente la nata o la has dejado demasiado tiempo a temperatura ambiente. De todas formas, la nata suele prepararse y consumirse en el mismo día o las siguientes 48h. La nata siempre soltará un poco de su suero con el tiempo. Procura montarla justo antes de servir. Es imporante también fijarse en el porcentaje de grasa de la nata y asegurarte de que estás usando una nata con más del 35% de grasa o una nata para montar.
  • La nata no espesa: Seguramente no has batido suficientemente. Si aún así no acaba montando, seguramente has escogido una nata con menos del 35% de grasa o una nata para cocinar. La nata no montará si no tiene suficiente grasa.
  • La nata monta pero se vuelve líquida con el paso del tiempo: Esto es normal en la nata con el paso del tiempo. Lo normal es montar la nata y consumirla en las siguientes 24-48h. Si la nata te queda grumosa con líquido por debajo justo cuando la estás montando, es por que la has cortado. Si el líquido aparece con el tiempo y es poco, no te preocupes, es normal. Puedes mezclarla a partes iguales con crema pastelera para darle más cuerpo y que te dure más.

Dudas más comunes sobre la nata

¿Se puede usar la nata de cocina para montar?

No, a menos que la nata tenga más de un 35% de materia grasa, este tipo de nata no te montará. La nata necesita una cierta cantidad de grasa para poder ganar estructura y mantenerse montada.

¿Se puede cocinar con la nata para montar?

Sí, tus preparaciones serán más ricas y grasas, pero tu resultado será igual de bueno. Si no quieres que te quede tan espeso, puedes añadir un chorrito de agua y te quedará igual que si usases nata para cocinar.

¿Qué azúcar uso para montar la nata?

Te recomiendo usar siempre azúcar refinada, es decir, azúcar blanco común o azúcar glass. Si usas azúcar moreno te quedará un tono amarillento más feo. El azúcar glass te dará un acabado menos granuloso que el azúcar común.

¿Cuál es la diferencia entre la nata para montar y la nata para cocinar?

La diferencia principal es la cantidad de grasa que cada una contiene. Algunas natas para montar pueden incluir algún tipo de edulcorante, pero la mayoría no lo incluyen a menos que se trate de un mix vegetal edulcorado para montar (no es nata de verdad). La nata para montar contiene más grasa que la nata para cocinar y es por eso que cada una se suele usar para un tipo de receta determinada. La verdad es que el nombre es bastante engañoso, siempre es mejor conocer y usar en consecuencia. Ahora ya sabrás cuál usar ¡que no te engañen!

¿Puedo usar nata para cocinar para hacer postres?

Sí, puedes usar este tipo de nata en preparaciones que no necesitan ser montadas. Por ejemplo, puedes usarla para hacer crema pastelera o para hacer un flan o crema catalana. Puedes usar esta nata también como sustituto de la leche para obtener resultados más ricos y cremosos.

¿Qué varillas de mano me recomiendas?

Si vas a montar una pequeña cantidad de nata (200ml por ejemplo), lo mejor es usar unas buenas varillas de mano. He usado muchas varillas de silicona para no estropear mis sartenes y cazos, pero al final este tipo de varillas se acaban rompiento (yo les doy mucho uso). Se les suele salir las varillas del mango, la silicona se mueve y las varillas se doblan etc. Sin embargo, me compré unas varillas fuertes metálicas como las que se usan en pastelería y estoy encantada. Duran muchísimo, no se doblan y montan la nata en un momento. Te dejo más abajo unas como las mías. La marca WMF es más cara pero sus productos son de bastante calidad.

¿Qué varillas eléctricas me recomiendas?

Si vas a montar más cantidad (500ml por ejemplo), te recomiendo usar unas varillas eléctricas o un robot de cocina. Más bajo te dejo un enlace a la batidora de mano que llevo usando muchos años. En mi casa teníamos dos por si se rompía una en medio de un encargo de dulces. Es la mejor que he encontrado por su durabilidad y potencia. Las otras suelen tener menos potencia que esta y además trae varillas para amasar. Se puede encontrar con más o menos accesorios. Yo compré la batidora básica con los dos juegos de varillas y al final acabé comprando la batidora y la picadora que se unen por la base.

Si has leído letra a letra este post y has seguido paso a paso todas las indicaciones y consejos para montar la nata, estoy segura de que serás un experto en la materia. Iré incorporando más problemas y soluciones según me vayan llegando más dudas a través de los comentarios. Si no encuentras respuesta a tu duda en todo este post, no dudes en escribirme.

También podéis seguirme en mi perfil de Instagram para estar al tanto de todas las recetas que voy publicando:

@reposteria.info

¡Dulces abrazos!

Nota: En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.