Sticky Toffee Pudding (STP)

El Sticky Toffee Pudding es un tipo de bizcocho muy tierno y jugoso que se suele servir templato, con una salsa al caramelo y con una bolda de helado de vainilla.

Mi primer encuentro con el STP fue durante mi experiencia trabajando en un hotel en Inglaterra. Fue allí donde descrubrí que había muchos dulces que se comían calientes, que eran estupendos para invierno y que después de todo, todabía había cosas que se podían aprender de la gastronomía inglesa. ¡Yo quedé encantada desde luego!

STP con nata y salsa de caramelo
Puedes servir tu STP con nata montada y quedará igual de bien

La base de este bizcocho son los dátiles, los encontrarás siempre más baratos en invierno. Son estos frutos los que aporta ese color tostado a este bizcocho. Si además le añadimos la salsa de caramelo para aportar jugosidad y el helado para crear ese magnífico encuentro de temperaturas… ¡obtenemos una bomba!

El nombre de este postre, Sticky Toffee Pudding, es bastante directo si os fijáis. «Sticky» = pegajoso, «Toffee» = caramelo y «Pudding» = pastel/postre/bizcocho. Lo de pegajoso lo trae sin duda por los dátiles, el caramelo va en la salsa y el «Pudding» suele referirse normalmente a una preparación templada y tierna que se sirve como postre. Un bizcocho borrachito podría llamarse pudding, pero un arroz con leche por ejemplo, sería un pudding también. Un término bastante amplio desde luego.

Ya entrados en materia, dispongámonos a preparar un delicioso Sticky Toffee Pudding con la mismísima receta que aprendí en Inglaterra. Guardad todos vuestros dátiles y preparad este rico postre en cuanto podáis. ¡Totalmente recomendado!

Receta bizcocho – Sticky Toffee Pudding

Ingredientes bizcocho

  • 125 gr. mantequilla (no margarina)
  • 375 gr. azúcar
  • 500 gr. harina para repostería
  • 27,5 gr. levadura química en polvo
  • 2 huevos
  • 375 gr. dátiles troceados
  • 500 ml. agua hirviendo
  • 2 cucharaditas de bicarbonato

Ingredientes salsa de caramelo

  • 150 gr. mantequilla (no margarina)
  • 250 gr. nata para montar (35% materia grasa)
  • 187 gr. azúcar moreno

Preparación

Tiempo necesario: 1 hora y 30 minutos.

  1. Mezclar dátiles troceados, agua hirviendo y bicarbonato

    Dejamos reposar de un día para el otro. Si tenemos prisa podemos dejarlos reposar un par de horas.

  2. Montar mantequilla y azúcar

    Montamos con la ayuda de unas varillas eléctricas o un robot de cocina con la paleta o batidor plano. Si usamos un robot de cocina, mejor no usar las varillas, pues la separación entre las varillas es tan pequeña que será muy difícil sacar fuera la mantequilla después.

  3. Añadir huevos

    Añadimos los huevos uno a uno. Si los añadimos a la vez se suele cortar la crema de mantequilla. Si esto nos pasa, continuaremos normalmente con la preparación, pero no es lo ideal. Significa que no estamos incorporando adecuadamente los ingredientes.

  4. Añadimos los dátiles

    En este momento, los dátiles habrán estarán casi disueltos y habrán formado una especie de crema.

  5. Añadimos la harina

    Añadimos la harina poco a poco con la ayuda de una espátula.

  6. Hornear a 180ºC durante 1h.

    Horneamos en un molde redondo de unos 22 cm. o en uno cuadrado/rectangular de aproximadamente 30x30cm. Siempre será mejor si forramos el molde con mantequilla y papel de hornear, si no tenéis, usad la mantequilla y harina espolvoreada. Desmoldaremos cuando esté templado pero no frío.

  7. Preparación salsa de caramelo: Hacer caramelo

    Derretir la mantequilla con el azúcar hasta obtener un caramelo claro.

  8. Añadir nata

    Templamos un poco la nata y la añadimos con cuidado al caramelo Esto provocará que el caramelo burbujee mucho y puede saltar, así que hazlo con cuidado. Mezcla con las varillas mientras añades la nata. Continuamos a fuego medio hasta que la salsa espese un poco.

  9. Dejar enfriar la salsa

    La salsa espesará más una vez esté fría.

Ya tenemos todos los elementos para crear un fantástico postre de otoño/invierno. Podéis cortar un trozo de vuestro bizcocho Sticky Toffee Pudding, calentarlo en el microhondas y servirlo con la salsa de caramelo y un buen helado de vainilla. Si no tenéis helado como en mi caso, no pasa nada, ya que este pudding o bizcocho está igualmente bueno sólo con la salsa o sustituyendo el helado por nata montada.

vertiendo caramelo sobre bizcocho
Así de jugoso nos quedará nuestro Sticky Toffee Pudding

Esta es una de mis recetas favoritas para invierno, pero aquí tenéis otras recetas por si esta no os acaba de convencer.

Recordad que también podéis seguidnos en nuestro perfil de Instagram

@reposteria.info

¡Dulces abrazos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.