Tarta de nata y fresas

Tarta de nata y fresas

Esta tarta de nata y fresas es perfecta para toda la primeravera y el verano. Es una tarta fresca con dos ingredientes que gustan a todos, la nata y las fresas. Aunque se trata de una combinación de sabores muy típica y que todos hemos probado, no es una tarta fácil de encontrar en pastelerías con fruta de verdad. Lo mejor es prepararla en casa para aprovechar todo el frescor de las fresas.

Con motivo del día de la madre en Reino Unido, me he decidido a probar diferentes variantes de esta tarta. Finalmente me he decidido por un bizcocho sencillo y tierno de yogur, un ligero almíbar con toque de fresas y un relleno de nata o crema diplomática (mi favorita) con fresas troceadas. Ingredientes de calidad y bien frescos son siempre una elección ganadora. Veamos los ingredientes principales de la receta y algunas variantes que puedes utilizar.

Bizcocho de yogur e ingredientes alternativos para la tarta de nata y fresas

El bizcocho de yogur que siempre realizo lo encontrarás en el siguiente link

Bizcocho de yogur

Esta receta no es la receta de bizcocho clásica, pero me gusta mucho la estructura estable que posee sin perder esponjosidad y sabor. La receta contiene yogur, pero puedes usar leche o una bebida vegetal en sustitución del yogur. El aceite dentro de la receta puede ser de cualquier variedad vegetal que tengas a mano o que te guste usar, pero no te recomiendo usar aceite de oliva, ya que deja un sabor muy fuerte en el bizcocho.

Fresas y otros tipos de frutas

La temporada de la fresa (llamada frutilla en algunos países de sudamérica) depende del país en el que te encuentres, en España suele encontrarse desde marzo a junio, pero en Inglaterra suele estar en auge durante los meses de verano. Hoy en día se suelen encontrar casi todo el año en los supermercados, es por eso que aquí en Inglaterra tenemos en primavera fresas provinientes de España, fresas locales en verano. Es importante tener en cuenta cuándo podemos obtener las más sabrosas fresas y esto suele ocurrir cuando elegimos las fresas locales en su temporada justa.

Si no encuentras fresas o frutilla en buen estado en este momento, no te preocupes. Siempre puedes usar otro tipo de fruta de temporada en esta receta. Frutas que van muy bien con la nata suelen ser la piña, el melocotón y el mango. Decora a tu gusto y trocea la fruta para el relleno. Esta tarta de nata y fruta será un postre exquisito y fresco para disfrutar.

Nata, alternativas y otros rellenos para la tarta de nata y fresas

En las imágenes de esta receta utilicé la crema diplomática porque me gusta mucho su sabor, textura y lo bien que funciona a la hora de utilizar boquillas y manga pastelera. La crema diplomática es una combinación de nata y crema pastelera, te dejo a continuación algunos artículos que te pueden interesar si te apetece probar con la crema diplomática.

Crema diplomática

Cómo montar una nata perfecta

Crema pastelera fácil

Problemas y soluciones de la crema pastelera

Si prefieres realizar la tarta de nata y fresas tal como te indico en la receta de más abajo, es importante que uses una nata con suficiente materia grasa. La grasa dentro de la nata es lo que hace que esta monte bien y se vuelva líquida con el paso del tiempo. Mi recomendación es usar siempre natas con un porcentaje del 35.1% mínimo de materia grasa. Por supuesto las natas para cocinar no sirven por esta misma razón.

Según dónde vivas, tendrás acceso a otras alternativas a la nata. Existen natas de origen vegetal sin lactosa listas para ser montadas y con buena textura. Si te apetece probar algo más atrevito, puedes montar leche de coco de lata (las de tetabrik no tienen suficiente grasa como para montar) o incluso utilizar el agua de los botes de legumbres en conserva. Más adelante intentaré escribir algún post sobre estas alternativas porque son muy útiles para las personas alérgicas o intolerances a la lactosa.

Si te apetece realizar una tarta con fruta, pero quieres obviar por completo la nata y sus alternativas, te recomendaría usar crema pastelera. Una alternativa fresca y algo más rica que va siempre muy bien con la fruta.

decoración tarta de nata y fresas
Decoración de la tarta de fresas y nata

Tarta de nata y fresas

Una tarta fresca con un sabor clásico. Perfecta para un cumpleaños de primavera o de verano.
Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción1 h 30 min
Tiempo de decoración20 min
Tiempo total2 h 5 min
Plato: Postre
Cocina: Europea
Keyword: nata y fresas, postres, tartas
Raciones: 8 personas
Autor: Teresa

Ingredientes

Ingredientes para el bizcocho

  • 3 uds huevos
  • 200 grs azúcar
  • 215 grs harina común
  • 6 grs bicarbonato
  • 6 grs levadura en polvo
  • 140 ml yogur, leche o bebida vegetal
  • 140 ml aceite de semilla (aceite suave)

Ingredientes para el almíbar de fresa

  • 200 ml agua
  • 100 gr azúcar
  • 3 uds fresas

Ingredientes para la decoración

  • 500 ml nata para montar (35.1% mat. grasa mín)
  • 30 grs azúcar (opcional)
  • 500 grs fresas o fruta de temporada
  • 100 grs almendras fileteadas y tostadas

Elaboración paso a paso

Preparación del bizcocho

  • Precalienta el horno a 160ºC y forra un molde de 20cm de diámetro con un poco de mantequilla y papel para horno.
  • Monta los huevos con el azúcar. Si quieres añadir algún aroma, puedes añadirlo una vez hayas montado bien los huevos. Deben quedar blanquecinos y de aspecto similar a una mousse ligera.
  • Añade a filo el aceite.
  • Añade el yogur o la leche.
  • Añade por último la harina tamizada con el bicarbonato y la levadura en polvo. Asegúrate de incoporar ahora sólo con la ayuda de una espátula.
  • Introduce la masa en el molde y hornea a 160ºC durante 1h y 30 minutos. No te asustes por el tiempo, este bizcocho lleva su tiempo, pero merece la pena. Pincha con un palito en el centro al final para asegurarte de que el bizcocho no está crudo.

Preparación del almíbar

  • Introduce en un cazo el agua y el azúcar junto a las fresas troceadas. Lleva a ebullición y baja el fuego para continuar calentando hasta que se combierta en un sirope algo espeso y muy brillante. Las fresas acabarán deshechas y aportarán sabor.
  • Después de unos 15 minutos, seguramente tu almíbar ya esté listo y lo puedas retirar hasta que vayas a necesitarlo.

Montaje de la tarta de nata y fresas

  • Una vez el bizcocho está frío, corta en una o dos capas (necesitarás más nata y fresas si quieres hacer dos rellenos).
  • Monta la nata con los 30grs de azúcar justo cuando estés montando la tarta y trocea la mitad de las fresas. Reserva el resto de las fresas para la decoración exterior.
  • Usa una brocha o un biberón para empapar bien las capas de bizcocho con el almíbar. No importa si cae algún trocito de fresa, aportará mucho sabor.
  • Con la ayuda de una cuchara o de una manga pastelera, rellena cada capa con la nata y las fresas troceadas.
  • Cubre la tarta con el resto de la nata ayudándote de una espátula. Pega las almendras fileteadas (siempre estando frías) en todo el contorno de la tarta y decora a tu gusto con las fresas por encima de la tarta.

Notas

  • Puedes usar otro tipo de fruta como la piña, el melocotón, la ciruela o el mango como relleno de esta tarta. 
  • Existen natas vegetales que puedes usar para rellenar esta tarta si eres alérgico, intolerante o si siemplemente no te gusta demasiado la nata. También puedes rellenar la tarta con crema pastelera, que siempre va muy bien con la fruta. 
  • Es importante que todas las preparaciones estén frías antes de montar la tarta porque la nata se desmontaría en contacto con algo caliente o templado. 
  • Si te gustaría enriquecer la tarta, usa crema diplomática en lugar de sólo nata. Encontrarás más arriba el link a mi receta. 
Emplatado de la tarta de nata y fresas
Tarta de nata y fresas lista para tomar
Trozo de tarta de nata y fresas
Trozo de tarta de nata y fresas

Como habrás podido comprobar, se trata de una receta muy sencilla. Quedará espectacular en cualquier evento que tengas en casa o con amigos. Basta centrárse un poco en la decoración para que esta tarta quede preciosa y buenísima.

Conservación de la tarta de nata y fresas

Tanto si preparas esta tarta con nata, crema pastelera o crema diplomática, te recomiendo conservarla en la nevera. Sin embargo, es mejor sacarla a temperatura ambiente unos 30 minutos antes de tomarla para que tenga un mejor sabor. Deberías consumirla en unos tres días, pero si te queda algún trocito para el cuarto día, tampoco pasa nada 😉

Espero que hayas disfrutado leyendo esta receta y que te animes a prepararla. Si tienes alguna duda, sólo tienes que dejar en los comentarios o contactar conmigo.

Mientras tanto, te dejo mi perfil de Instagram si quieres estar al día de las recetas que voy realizando.

@reposteria_info

¡Dulces abrazos!

Teresa



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.